Haciendo amigos

Nico llega con un juguete nuevo: Lina, una mona muy espabilada.

Jotu los mira desde la cama y se tapa con la manta hasta los ojos.

Nico deja a Lina en el estante y se va.

La mona mira a Jotu, que sigue muy tapado, y baja del estante. Poco a poco, se acerca hasta trepa encima de la cama. Jotu sigue tapado, pero mirando por el rabillo del ojo. Lina lo destapa, pero él sigue sin moverse.

De pronto Jotu se sienta en la cama y la mira de frente, con expresión enfadada. Incluso levanta la mano y ¡Lina también! Llegados a este punto se observan, y bajan los dos la mano, sonríen y después se ríen juntos.

Llega Nico, los encuentra jugando, y los abraza a los dos.

 

Mi motivación

La motivación fue introducir otro personaje en la serie, algo que afectaría de alguna manera a Jotu, el juguete preferido de Nico.

Jotu reacciona inhibiéndose y rechazando la novedad. La mona, en cambio, se muestra curiosa por conocer a Jotu. Se crea un momento de tensión, parece que llegarán a las manos. Pero el intercambio de miradas provoca empatía entre ambos. Se reconocen y se alegran. Han hecho un amigo.

Ver la reacción de los dos expresa el carácter de los personajes. Jotu cerrado en su confort de juguete preferido, Lina, decidida a explorar la novedad.

 

La pregunta clave

¿Cómo es que de pronto ya no están enfadados y se hacen amigos?

La mutua mirada los lleva al sentimiento de empatía  que permite el encuentro con el otro.

La idea es que, en este encuentro, desde la diferencia, los dos ganan.

 

Para los niños

Es una buena oportunidad para observar, interpretar y comprender las reacciones de cada personaje. Una sencilla ocasión para la conversación y la práctica de la empatía.

Para los padres

Es un buen modo de entender los comportamientos cambiantes de los niños.

 

Pia Vilarrubias

Carrito