Jugar a montar una fiesta

A los pequeños les gustan las fiestas: los cumpleaños, la fiesta mayor del pueblo, las fiestas de la escuela…

En este cuento Nico llega cargado, con una caja y una escalera, para jugar a montar una fiesta. Los muñecos le ayudan a llevar la escalera para colgar las banderolas y sacan de la caja serpentinas de colores, globos, un sombrero y también, una trompeta.

Todos están muy entretenidos preparando la fiesta. Nico cuelga las banderolas, Lina atosiga a Yotu con la trompeta. Yotu coge un globo rojo y soplando, soplando, el globo se hace cada vez más grande, muy grande. Bip anima a sus amigos pingüinos a salir del libro para que vean el espectáculo.

Todos se lo miran con curiosidad y miedo a la vez, porque saben, por experiencia, lo qué puede pasar… ¡¡¡Y pasa!!! El globo estalla y todos salen volando. Los pingüinos, acostumbrados al silencio, vuelven deprisa a su libro.

Y finalmente ¡empieza la fiesta!

 

Mi motivación fue…

Contar una historia sobre el tema de la fiesta que sabemos, por experiencia, que gusta a los niños. Les gusta celebrar, decorar la casa o la clase para la ocasión; saltar, bailar y divertirse.

Mi nieta pasaba largos ratos jugando en su fiesta de cumpleaños en la que los invitados eran los muñecos del cesto de los juguetes. Sentados en círculo, ella los hacía cantar, bailar o hacer una pirueta para obsequiar a la protagonista.

Los globos suelen formar parte de la ambientación de las fiestas infantiles y cuando hay globos siempre hay uno que explota y algún niño acaba llorando. A los pequeños les hace mucha ilusión un globo pero cuando estalla o se escapa volando, se llevan un gran disgusto porque, además del susto, no entienden qué pasa.

Para los niños este libro es una buena ocasión para comentar lo qué hacen los personajes y compartir sus experiencias y recuerdos de las fiestas.

Una vez más se puede prestar atención a los personajes: Bip pasa de un libro al otro y los pingüinos también entran y salen de su libro. Un libro dentro de un libro. 

La serie del globo, que pasa de pequeño a grande. Serie que se puede dibujar.

Desde el punto de vista educativo, destacamos la colaboración de los muñecos para montar la fiesta y la capacidad de superación de los personajes para pasar del susto a la fiesta. Venga, ¡no pasa nada!

En este sentido coincide con el mensaje del cuento: «Otra vez«.

Carrito